El recital “Viajando por la lírica”, organizado por el tenor salvadoreño Mauricio Iglesias, se presentó este 16 de agosto, en la Sala de Cámara del Teatro Nacional de San Salvador, con la participación especial del pianista mexicano Carlos Alberto Pecero.

El músico es uno de los pianistas mexicanos con mayor repertorio en música de cámara. Ha actuado en toda la república mexicana, así como en el Norte, Centro y Sudamérica, Europa y en el Medio Oriente. Actualmente, es solista permanente de la Orquesta Clásica de México y concertista del Instituto Nacional de Bellas de Artes. *

“Para el disfrute de este tipo de música una de las exigencias es guardar silencio, por respeto a ustedes mismos, a sus compañeros y a las personas que estamos haciendo arte para ustedes”, dijo Iglesias.

El organizador explicó: “En un primer momento vamos a interpretar algo que en la cuestión lírica denominamos lied, traducido al español sería canción y tiene por nombre ‘Amor silenciado’ o ‘Amor en silencio’”.

Seguidamente, el programa fue  desarrollado y juntos, tenor y pianista, presentaron al público piezas como: “Se equivocó la paloma”, de Guastavino; “Preghiera”, de Paolo Tosti; “Nocturno Op. 9 n.° 2”,  de Chopin; y “El vito”,  de Obradors, entre otras.

Posteriormente, el tenor manifiestó al público que su proyecto tiene un nombre: “Viajando por la lírica”, y consiste en una serie de recitales que han sido pensados para jóvenes estudiantes de escuelas públicas.

Una  de las  alumnas del Taller de Canto Lírico de la Casa de la Cultura y Convivencia del Centro de San Salvador entregó un diploma de reconocimiento al pianista mexicano, que decía así: “El Teatro Nacional de San Salvador y El Proyecto Viajando por la Lírica otorga a: Mtro. Carlos Alberto Pecero, como muestra de su reconocimiento por su destacada participación en el recital de gala con motivo de la conmemoración de los 100 años del Teatro Nacional. Sala de Cámara, Teatro Nacional de San Salvador, 16 de agosto del 2017”.

“Estuvo maravilloso, la calidad del pianista increíble, a Mauricio lo había escuchado  y es muy bueno,  y me parece una muy buena iniciativa del teatro de dar este espacio para que gente que no puede venir a conciertos de la Sinfónica puedan estar acá y disfrutar de esta música de primer nivel”, dijo Mauricio Rosales.

“Me pareció una bonita experiencia, nunca había participado en algo así y de mi parte me gustó mucho, me encantó, es impresionante ver un artista de esa clase”, expresó la alumna Karla Griselda Rodríguez López.

A la actividad asistieron alumnas y alumnos  de octavo y noveno grado del Centro Escolar María Inocencia de Paredes, de  Tonacatepeque.


* Datos del programa de mano del recital “Viajando por la lírica”.